SALZBURGO (A.F.H Naumann, S. XVIII)

Salzburgo es la cuarta ciudad más poblada de Austria. Tiene una densidad de 2.300 hab/km2 y las coordenadas de su casco histórico son 47°47’54.49″N y 13°2’46.68″E. Su nombre significa ‘castillo de sal’ y fue acuñado alrededor del 755.

Los rastros de los primeros pobladores datan de la Edad de Piedra, quienes se asentaron de forma permanente hasta la conquista Romana.  De este modo, los primeros asentamientos se agrupaban en pequeñas poblaciones agrícolas, pero la conquista romana hizo que estas pequeñas comunidades se agruparan en una única urbe y, bajo el imperio de Claudio, Salzburgo llegó a ser uno de los municipios más importantes de la provincia de Noricum. Posteriormente, en el año 739 San Ruperto convirtió la ciudad en sede de un obispado y en el 798 se convirtió en sede de un arzobispado.

El caso antiguo de la ciudad se ha ido creando desde la Edad Media hasta los siglos XVII y XVIII y tiene una apariencia barroca. Como consecuencia de la conservación excepcional de este tejido urbano, el casco antiguo se inscribió en la lista del Patrimonio Mundial en 1996. Además en dicha ciudad nacieron importantes personajes históricos como Wolfgang Amadeus Mozart, quien posteriormente se trasladó a Viena dónde murió.

La imagen escogida se trata de un grabado realizado por A.F.H. Naumann de la ciudad de Salzburgo a finales del siglo XVIII. Se ha obtenido ha obtenido de la página web Alamy, una empresa que obtiene sus imágenes a partir de fotógrafos y agencias de fotografía.

En dicha imagen se puede observar cómo la ciudad se extiende en las orillas del río Salzach y el centro está rodeado por dos montañas denominadas Mönchsberg y Kapuzinerberg. La ciudad se divide en dos partes, la ciudad antigua y la ciudad nueva, ambas separadas por el río y conectadas por un puente.

La ciudad antigua, es decir, el casco histórico de Salzburgo está rodeado por la muralla, tiene un plano urbanístico irregular. En ella se distinguen dos barrios:

  • El barrio eclesiástico: Se caracteriza por tener un plano irregular modificado por las intervenciones urbanísticas barrocas -la Catedral, la Abadía de San Pedro y la Iglesia Franciscana- que abrieron grandes espacios abiertos y plazas en medio de la trama urbanística.
  • El barrio burgués: Se caracteriza por tener tres plazas de mercado, una calle principal dedicada al comercio y calles estrechas.

La ciudad nueva se sitúa en la orilla puesta, tiene un plano ortogonal y cuenta también con importantes monumentos, aunque no son visibles en la imagen a excepción del Monasterio Capuchino y la Iglesia de San Sebastián.

Los principales elementos urbanos que se distinguen en la imagen son de tipo religioso puesto que frente a los tejados sencillos de los edificios residenciales se elevan grandes torres y cúpulas. Este hecho es debido a que la ciudad ha sido gobernada principalmente por cargos eclesiásticos ya que gracias a su ubicación la ciudad de Salzburgo fue convertida en sede episcopal desde el año 739, momento en el que comenzaron a construirse las iglesias, basílicas y palacios que perduran en la ciudad.

De entre todas las construcciones religiosas existentes destaca la Catedral, la cual, en primera instancia se trató de una basílica románica de tres naves que se construyó en el 774, posteriormente debido a un incendio producido en la ciudad se reconstruyó de nuevo. Tras otro nuevo incendio en el siglo XVI el arzobispo de la ciudad mandó destruirla hasta que, finalmente su sucesor la mandó construir de nuevo en el siglo XVII en el estilo barroco actual. Esta nueva construcción de la Catedral provocó que se derribasen múltiples casas burguesas y así se crearon las plazas que hoy en día rodean este edificio y que aportan los espacios abiertos en el casco antiguo. En 1944 una bomba destruyó la cúpula y parte del ábside de la catedral, por lo que tuvo que ser reconstruido de nuevo y se produjo una nueva inauguración de la catedral. De este modo, las tres fechas de inauguración de la catedral (774, 1628 y 1959) están reflejadas en las rejas de los pórticos. Frente a la catedral se encuentra una estatua dedicada a la virgen María.

Otro de los edificios destacables tanto en la imagen, como en la historia de la ciudad es la Fortaleza de Hohensalzburg. Esta fortaleza se eleva a lo alto de la montaña Mönchsberg y gracias a esta ubicación jamás ha sido conquistada. Se trata de la mejor fortaleza conservada en toda Europa central.

Desde la Edad Media, Salzburgo ha sido una ciudad centrada en el comercio ya que la sal y el hierro que se extraían de las minas de sus alrededores se intercambiaban por otros bienes como vino, especias, telas, etc. todo ello a través del río Salzach. Durante esta época y todas las siguientes hasta la actualidad ha existido una calle principal dedicada el comercio – Getreidegasse– en la cual se pueden encontrar letreros que sobresalen de las fachadas de los edificios. Dichos letreros tienen una antigua tradición ya que, durante la Edad Media la mayoría de las personas eran analfabetas por lo que los comerciantes implantaban estos letreros de hierro forjado que indicaban su oficio.

Así pues, en la imagen se observan dos barcas de comerciantes que navegan por el río transportando mercancía en las cajas que contienen. Esto se debe a que dicho río fue una importante vía de comunicación hasta el siglo XIX tanto para esta ciudad como para sus alrededores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *