NUEVA YORK (Stephen Wiltshire, 2013)

imagen ciudad en el arte

Esta imagen representa dos de los símbolos más característicos de la ciudad de Nueva York: el Skyline del bajo Manhattan y la Estatua de la Libertad. Nada más ver la imagen vemos que destacan tanto la Estatua de la Libertad como la Torre de la Libertad o One World Trade Center (edificio que ha sustituido a las desaparecidas Torres Gemelas, lo que indica la actualidad del dibujo). Estas dos estructuras constituyen un símbolo de la libertad. Posiblemente el dibujante, Stephen Wiltshire, quiere destacar ambas tras los hechos acaecidos el 11 de septiembre del 2001, cuando fueron destruidas las Torres Gemelas por un atentado terrorista. La fecha del dibujo es el 7 de Octubre del 2013 y las dimensiones son 210 x 148 mm. Stephen Wiltshire es un dibujante londinense reconocido mundialmente, con autismo diagnosticado y una especial habilidad para dibujar paisajes urbanísticos con motivos arquitectónicos, como los de esta imagen.

La isla de Manhattan es una isla situada en la desembocadura del Río Hudson en el norte del puerto de Nueva York, y también uno de los 5 distritos que componen la ciudad de Nueva York. La isla de Manhattan está rodeada por el East river, el río Harlem y el río Hudson. Tiene una longitud de 21,5 km de largo y está conectada por puentes y túneles a Nueva Jersey por el Oeste y a otros tres distritos de Nueva York en otras direcciones: El Bronx en el noreste, y Queens y Brooklyn en Long Island, al sureste. La conexión de todos estos distritos  con Manhattan muestran la peculiar estructura de la ciudad de Nueva York.

En cuanto a la morfología de la ciudad, podemos señalar que el skyline de Nueva York está compuesto por un conglomerado de rascacielos que desempeñan un papel fundamental a la hora de delimitar el horizonte de la ciudad como si se tratase de una montaña artificial. La edificación del skyline de Nueva York es de tipo vertical y son edificios muy significativos para el mundo empresarial  y la actividad turística que forman una ciudad financiera de gran repercusión en Estados Unidos y a nivel mundial, dónde sus calles están trazadas mediante un diseño ortogonal. En su morfología urbana predomina la línea recta en el trazado de sus calles que se cortan de forma perpendicular, formando un conjunto bien definido de cuadrículas.

El crecimiento de la población en Nueva York fue lento hasta llegar a la primera mitad del siglo XIX, cuando se fueron difundiendo y desarrollando las nuevas actividades industriales y el consiguiente comercio, cuando ya existían los Estados Unidos como país independiente desde fines del siglo XVIII. La expansión del núcleo original de Nueva York (downtown Manhattan) afectó a toda la isla y el desarrollo de los ferrocarriles, a partir de mediados del siglo XIX hasta la primera mitad del siglo XX,  sirvió para abastecer a las ciudades de todo tipo de productos convirtiéndose en centro mundial para el comercio, industria y telecomunicaciones. Esto hizo que Nueva York  fuera una de las primeras ciudades del mundo en alcanzar los cuatro millones de habitantes. Actualmente, el bajo Manhattan representado por la imagen, es símbolo financiero y de negocios de la ciudad de Nueva York y de Estados Unidos, cuya construcción comenzó en los años 30.

En las décadas anteriores a la Segunda Guerra Mundial, la ciudad cayó en una pérdida de población que se traslada a los suburbios. Nueva York también sufrió el desgaste de su base industrial. Como muchas ciudades estadounidenses, Nueva York vivió varios choques raciales en los años 1960 y 1970, ganándose una reputación de alta criminalidad. En 1975, la ciudad tocó fondo y tuvo que declarase en bancarrota.

Los años 1980 vieron el renacer de Wall Street y la ciudad reclamó su rol como centro financiero del mundo. En los años 1990, las tasas de criminalidad disminuyeron drásticamente y la pérdida de población se revirtió mientras que la ciudad se convertía, una vez más, en un destino no sólo de inmigrantes de todas partes del mundo sino también de varios ciudadanos estadounidenses. A finales de la década de los años 1990, el boom de Internet dio lugar a otra forma de industria, la tecnológica, que alimentó la economía de la ciudad, sufriendo un duro golpe en el año 2001 con el ataque terrorista al símbolo financiero del World Trade Center, Nueva York y Estados Unidos: las torres gemelas.

Este lugar es una de las vistas más espectaculares que el ser humano puede observar sobre todo de noche y de obligada visita para los turistas de la ciudad, dónde se mezcla, la mano del hombre, con un enclave-conglomerado de edificios de gran altura y puentes como el puente de Manhattan y Brooklyn, con la mano de Dios con la Naturaleza que ofrece el Río Hudson, río cuyo nacimiento está a unos kilómetros al norte de Tahawus, a la altura del río Henderson, ensanchándose hasta desembocar en el océano atlántico, conocido este hecho como estuario, dónde intercambia con éste agua dulce y agua salada debido a las mareas del océano.

Miguel Pimentel Marcos

One thought on “NUEVA YORK (Stephen Wiltshire, 2013)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *