VENECIA (Canaletto, 1730)

Esta imagen del Gran Canal y la Iglesia de La Salud pertenece a un cuadro pintado por Canaletto en el año 1730, que actualmente se conserva en el Museo de Bellas Artes de Houston, Estados Unidos. Se trata de un óleo sobre lienzo que presenta unas dimensiones de 49,5 cm de alto y 72,5 cm de ancho.  La pintura se engloba dentro del género artístico de la veduta, que consistía en representaciones muy detalladas de vistas urbanas. Las vedutas servían en ocasiones para que las personas extranjeras que llegaban a Venecia tuvieran un recuerdo de la ciudad.

Venecia alcanzó su máximo esplendor durante la Baja Edad Media, alrededor del año 1400, gracias al control del comercio con Oriente y Europa, y a los beneficios que suponía la expansión por el Mar Adriático. Tras el descubrimiento de América, no obstante, las líneas comerciales se desplazaron a las Indias y Venecia empezó a perder el monopolio del comercio.

La ciudad presenta un trazado irregular y tiene una estructura dispersa, repartidas en varias islas conectadas por puentes. Además de la importancia religiosa de algunos espacios y edificios, la ciudad cumplía funciones portuarias, pesqueras y comerciales, ya que las actividades económicas estaban directamente relacionadas con la navegación marítima. El emplazamiento de la ciudad sirvió como mecanismo de defensa, ya que se encontraba atrincherada dentro de grandes murallas naturales. Estas murallas eran los numerosos bancos de arena que quedaban casi al descubierto en bajamar, así que para llegar al centro de la ciudad por barco era imprescindible conocer bien el camino. Normalmente se utilizaba un sistema de hileras de palos con luces para la noche. Este sistema se empezó a utilizar con la invasión de Napoleón.

El elemento en el que se desenvuelve todo el cuadro es el agua. Además, aparecen varios elementos significativos. Uno de ellos son las góndolas y las barcas. Estos elementos desarrollaban funciones de desplazamientos muy importantes debido a que Venecia  es una ciudad construida totalmente sobre el agua. Hasta  finales del siglo XVIII el medio de transporte utilizado por los habitantes era la góndola, y a principios del siglo XIX apareció la vaporetta, un barco desplazado por un motor de vapor pensado para transportar a un mayor número de habitantes.

Entre los edificios más importantes que aparecen representados en el cuadro, destaca la basílica Santa María de Salud. Está ubicada en el sur de Venecia, a la entrada del Gran Canal, en un emplazamiento privilegiado. Es estilo barroco y presenta una planta central rematada por un tambor de forma octogonal, sobre la cual se apoya una gran cúpula. Fue construida por Baldassare Longhena para conmemorar el cese de la epidemia de peste de 1631. En la actualidad, es uno de los puntos turísticos clave de la ciudad.

Las edificaciones que observamos a la derecha están construidas sobre pilotes de madera, colocados muy cerca unos de los otros para sostenerse mutuamente. Los cimientos yacen sobre los pilotes y la construcción de ladrillo o piedra se asienta sobre éstos. Todo el conjunto arquitectónico de Venecia está constantemente amenazado por las inundaciones, que son provocadas por las mareas y el empuje del mar Adriático, sobre todo durante la primavera y el otoño.

Alexandra Mesa García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *