PARÍS (1888)

Esta imagen histórico-artística es un grabado de la ciudad de París. Fue realizado en Octubre de 1888, cuando había experimentado profundos cambios en su estructura y morfología urbanas, para convertirse en una ciudad moderna e industrial. A partir de 1852, el Barón Haussmann hizo varias reformas, como un gran plan urbanístico, demoliendo gran parte de la ciudad medieval. Sus objetivos eran urbanísticos, higiénicos y políticos, por ejemplo, quería resolver los problemas de suministro de agua potable, controlar las barricadas que aprovechaban las estrechas calles del centro antiguo, distribuyó parques por toda la ciudad, y lo más característico es que cambió la morfología de París, conformando amplias avenidas rectilíneas y ordenadas. Las actividades principales de esta época son comerciales y empezaban a tener una función turística.

Hay diferentes elementos que configuran el espacio urbano, las construcciones y los espacios abiertos son los más destacados en esta imagen. Refiriéndonos a las construcciones observamos unos monumentos en construcción que fueron realizados para la Exposición Universal, que tuvo lugar en 1889, un concurso en el que las mentes más brillantes aparecieron para presentar sus nuevos inventos. Destaca la Torre Eiffel, diseñada por Gustave Eiffel, también fue realizada para conmemorar el centenario de la Revolución. Se ven a su alrededor varios pabellones de los distintos países que iban a acudir a la Exposición Universal.

La Exposición Universal fue todo un éxito, donde se reunieron todas las naciones del mundo para celebrar el Centenario de la Revolución Francesa, fue fuente de inspiración para quienes siempre defienden la libertad, igualdad y fraternidad de los seres humanos. También, generó cambios urbanos en la ciudad, modernizando su perfil, gracias a la incorporación de la Torre Eiffel en el paisaje de de París.

La Torre Eiffel iba a ser sólo un edificio temporal hasta 1889, realizada únicamente con motivo de la Exposición Universal, pero la población parisina se opuso a su demolición y desde entonces, es uno de los símbolos más representativo de París y de toda Francia. Es una estructura de hierro que mide en la actualidad 324 metros de altura, consta de tres niveles y dos ascensores. Tiene un gran valor monumental, por esto su función principal es como atracción turística.

En cuanto a los espacios abiertos, se puede observar en un primer plano las fuentes y jardines del Trocadero, un gran jardín diáfano, ideado por Luis XVIII, y  llamados así, por la victoria en la batalla que tuvo lugar en Cádiz, para la búsqueda del rey Fernando VII. También aparece una escultura de bronce que representa una figura humana. Los jardines del Trocadero tienen la función de encuentro social y de ocio. En la imagen no se ven calles, pero podemos apreciar un puente que cruza el río Sena, que también sirve de conexión de dos espacios urbanos, es el puente d´Iena. En concreto, une dos parques, los jardines del Trocadero y el Campo de Marte.

En la actualidad París es la tercera ciudad más grande del continente europeo, el destino turístico más popular del mundo, ya que ha sido un centro cultural y artístico relevante en la historia occidental y además, es uno de los motores de la economía mundial.

Beatriz Galán Tabernero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *