06/05/20

BIRMINGHAM (William Westley, 1731)

La ciudad de Birmingham se encuentra situada en la región de Midlands del Oeste, en el condado Midlands Occidentales, en Reino Unido, Inglaterra. Esta ciudad fue fundada en el siglo VII. Se trata de un municipio metropolitano, considerado, por su densidad de población (1.137.100 habitantes), la segunda ciudad del país.

La ciudad está ubicada en las coordenadas 52º28´48” N 1º54´09” O, a una altitud de entre 50 y 300 metros sobre el nivel del mar, siendo atravesada por la principal cuenca hidrográfica de Gran Bretaña de norte a sur entre las cuencas de los ríos Severn y Trent. Las colinas de Lickey, Clent Hills y Walton, se encuentran al suroeste de la ciudad.

Birmingham forma una conurbación llamada West Midlands, la cual incluye varias ciudades como Coventry, Solihull, Wolverhampton y los pueblos de Black Country. Se encuentra asentada en lo que antes era una enorme extensión de bosques, pudiéndose observar algunos restos que han sobrevivido al proceso de urbanización de la ciudad.

Debido a esto, en el subsuelo se acumularon grandes extensiones de yacimientos de carbón, esto marcó, de manera importante, la historia de la ciudad. Este hecho supuso un cambio en la concepción de la industria de esta ciudad hasta llegar a convertirse, en el siglo XIX, en la “locomotora de Inglaterra, llamada también, “La ciudad de los mil negocios”.

La imagen sobre la que vamos a hablar es un plano urbano irregular de una parte de la ciudad de Birmingham del año 1731, de William Westley. En ella se muestra su famosa calle Colmore Row, denominada en la imagen como New Hall Lane. En esta época, se trataba de un camino de campo cuya función era conectar las carreteras del centro de la ciudad a Dudley y West Bromwich.  Actualmente, es una calle muy transitada que lleva a parar al ayuntamiento de la ciudad.

Observamos un monumento histórico, la Catedral de San Felipe, edificada hacia el año 1708 por Tomas Archer bajo el estilo Barroco y todavía en pie en la actualidad. Fue construida como iglesia parroquial y consagrada en el año 1715, convirtiéndose en la catedral de la recién creada diócesis de Birmingham en West Midlands en el año 1905.

Durante el siglo en el que data el plano, siglo XVIII, la ciudad se encontraba sumergida en una revolución principalmente agrícola. Se produjo un aumento significativo de la población sobrevenido por la disminución de las epidemias que habían castigado a las ciudades europeas años atrás.

Seguimos haciendo referencia al plano, y observamos en él, varias áreas que representan zonas agrícolas, de cultivo y arado, debido a esta especialización del trabajo en la época. Así mismo, observamos que las edificaciones se encuentran concentradas en una misma zona, podemos decir, que se trata de edificios típicos, los cuales se construían con ladrillo y estuco, solía tratarse de casas gregorianas. Basándonos en los datos que tenemos y en la fecha del plano, podríamos decir que se trata de viviendas.

Nombramos ahora una edificación de mayor magnitud, The New Hall, se dice que era una casa señorial de la época. Hacia el año 1746, un proyecto de ley permite la urbanización de toda la zona, con la llegada próxima de la industrialización. Vemos, también, gran cantidad de árboles en diversas zonas, tanto en el plano de 1731 como en la actualidad, debido a, como ya hemos comentado antes, que la ciudad fue erguida sobre grandes extensiones de bosques.

Años después, llega la Revolución Industrial lo que provoca grandes cambios en la morfología y en las funciones de la ciudad. Esta crece enormemente, se edifican infinidad de fábricas, y con ello, aumenta la llegada de inmigrantes para trabajar en ellas.  La ciudad pasa de tener una función agrícola a ser una de las mayores ciudades industriales del mundo, así, se crearon diversas vías de comunicación y transportes, como el ferroviario, carreteras, caminos y canales fluviales para transportar infinidad de mercancías

Con la explosión industrial, las edificaciones destinadas a las viviendas pasan a un segundo plano. Se configuraron nuevas áreas residenciales, debido a la cantidad de mano de obra necesaria. Los barrios obreros se sitúan en la periferia, muy humildes y con no muy buenas condiciones sanitarias. La ciudad se industrializa en todos sus aspectos, morfología, estructura, funciones e incluso, aparecen nuevas clases sociales. Se llegó a conocer como “La Locomotora” de La Revolución Industrial. 

Actualmente, se trata de la ciudad más poblada de Reino Unido, después de Londres, en la que predomina el Sector Servicios.

Verónica García Molina