30/05/18

LOURDES (MacLagan & Cumming, 1954)


Esta ilustración representa un plano antiguo de la ciudad de Lourdes, situada al sureste de Francia, cerca de la frontera con el territorio español. El plano fue publicado en 1954 por la imprenta Mclagan y Cumming. Se trata de la imprenta más famosa de Escocia, la cual fue fundada en 1872. El plano está extraído de la web Antiqua Print Gallery. En el plano se pueden distinguir dos partes de la ciudad separadas por el río Gave de Pau: la zona antigua, que se encuentra situada en torno al castillo de Lourdes, y la zona nueva, perteneciente
a la construcción del santuario religioso.
Con respecto a la morfología urbana, está influida por las características del emplazamiento, el plano, la edificación y los usos del suelo. Lourdes se localiza en una colina del piedemonte pirenaico, perteneciente a las llanuras del Bigorre en el sureste del departamento de Altos Pirineos en la región de Mediodía-Pirineos. Se encuentra bañada por el río Gave de Pau, el cual nace en el Circo de Gavarnie en los Pirineos. Su nombre procede de una ciudad cercana a Lourdes en el suroeste de Francia llamada Pau, atravesada por el mismo río.
La ciudad presenta un plano irregular propio de las ciudades medievales. Las calles no siguen un orden previamente establecido, son sinuosas y estrechas, al igual que sucede en las edificaciones, puesto que se llevaron a cabo sin un orden preestablecido. Los usos del suelo en aquella época estaban ligados a la agricultura, la ganadería y  la actividad silvo-pastoril de la montaña meridional. Entonces, las principales funciones que caracterizaban a la ciudad eran defensiva, agrícola y comercial. Entre todas ellas prevalecía la función defensiva por la construcción del castillo, del siglo XIV, que fue lugar de residencia de los condes de Bigorre y un elemento clave para el dominio de esa zona geográfica. Pero como consecuencia de las peregrinaciones religiosas, las funciones se volvieron turísticas y religiosas. Estas dos últimas prevalecen en la actualidad, constituyendo la base de la economía de la ciudad.
En efecto, la ciudad de Lourdes es conocida hoy por la gran afluencia de personas procedentes de distintos países que acuden al santuario de Lourdes, constituyendo un lugar de gran interés turístico.  Las apariciones de la Virgen María a Bernardette Soubirous en el año 1858 ocasionaron un gran desarrollo de las peregrinaciones católicas y también un importante crecimiento urbanístico. A este respecto, se puede observar una clara evolución, que se plasma en la diferencia entre la zona del castillo, más antigua e irregular, y la conocida como cité mariale, un gran centro ceremonial, que transformó la ville marché en cité de villégiature. 
Los monumentos más representativos de Lourdes son, en primer lugar, el santuario, que destaca por ser el centro de la peregrinación. Se sitúa junto a la gruta de Massabielle, donde se produjo la aparición de la virgen a Bernardette Soubirous. Junto a él se encuentra el Molino de Boly donde nació Bernardette Soubirous, la casa paterna de Bernadette o molino Lacadé, donde vivió la familia a partir de 1863. La Cachot o calabozo, que ejerció la función de cárcel y al ser abandonada fue la residencia de la familia de Bernardette Soubirous. La familia convivía en una habitación que solamente medía 4,40 por 4 metros; en la actualidad es un museo. 
Raquel Sánchez Fernández de Ávila