MOSCÚ (Konstantin Fyodorovich Yuon, 1949)

La ciudad en el arte-José Magdalena (para subirlo)

Konstantin F. Yuon nació el 24 de octubre de 1875 en Moscú, Rusia. Se dedicó a la pintura y a ser diseñador teatral, cofundador de la Unión de Artistas rusos y de la Asociación de Artistas de la Rusia Revolucionaria. Estudió en la escuela de Moscú de Pintura, Escultura y Arquitectura. Tuvo por maestros a Konstantin Korovin y a Valentin Serov. Viajó a París donde conoció el Impresionismo, admiró sobre todo a Camille Pissarro. Falleció en Moscú el 11 de abril de 1958.

Este cuadro nos muestra la marcha militar del 7 de Noviembre de 1941, en la que participaron 28.500 soldados soviéticos. La celebración del desfile en el día del 24º Aniversario de la Revolución de Octubre se planeó para fortalecer el espíritu combativo del Ejército rojo, que en aquella época estaba luchando contra el avance de la maquinaria de guerra germánica. El 7 de noviembre de 1941 las tropas de Hitler se encontraban a una distancia aproximada de cien Kilómetros de Moscú. Las unidades que desfilaron partieron de la Plaza Roja directamente al frente al encuentro del ejército alemán que asediaba a Moscú. La perspectiva desde la que el autor realiza su cuadro coincide con la ubicación del Museo Estatal de Historia, una pinacoteca con más de 4 millones de obras de arte.

Moscú se encuentra situado a las orillas del río Moskvá, en la Rusia europea. Su estructura y trazado urbano es radiocéntrico, ya que desde el centro de la ciudad parten múltiples calles en todas direcciones a modo de radios. Posee un centro histórico cuyo punto central es la Plaza Roja. Este tipo de trazado permite un rápido acceso al centro de la ciudad por las vías radiales, pero la comunicación entre los distintos ejes es difícil y a menudo es obligado el paso por el centro de la ciudad. La historia de la ciudad pasa por El Gran Ducado de Moscú en la Edad Media, más tarde dando paso al Zarismo e Imperialismo Ruso y con posterioridad a la Unión Soviética, la antigua URSS.

Trazado radiocéntrico por la noche

Lo que hoy en día es la Plaza Roja, anteriormente era una zona densamente poblada por viviendas y edificaciones de madera. Pero fue demolida por Iván III de Rusia, porque argumentaba que los edificios eran fácil pasto para los incendios. La nueva plaza sirvió como lugar de encuentro y comercio. Más tarde fue empleada para ceremonias públicas y proclamaciones, como la coronación de Zares, y con posterioridad se celebraron los discursos de Lenin y Stalin y los desfiles del Ejército rojo. El nombre de Plaza Roja no proviene de la época de la Unión Soviética, sino de la palabra del antiguo ruso de Красная que significaba “bonita”. Así que, en verdad, la plaza se llamaba “la Plaza bonita”.

En la parte superior izquierda del cuadro, aparece el Edificio GUM o “Principales Tiendas Universales“ (ГУМ, Главный Универсальный Магазин). Edificio construido entre 1890 y 1893 por el arquitecto Alexandr Pomerántsev que albergaba ya unos grandes almacenes con más de 1.200 tiendas. Stalin lo convirtió en el mausoleo de su esposa, Nadezhda. Con un estilo arquitectónico semejante al de las estaciones ferroviarias inglesas victorianas, cuenta con una fachada de más de 242 metros. Fue creado en la URSS, luego se nacionalizó, pero tras su disolución, se privatizó y hoy se ha convertido en uno de los principales reclamos para los turistas.

En el cuadro, aparece al fondo, en la parte superior central, la Catedral de san Basilio, que fue construida entre los años 1555 y 1561 por orden del Zar Iván el Terrible (Iván IV Vasílievich) en conmemoración de la conquista del Kanato de Kazán. En 1588 el Zar Fiódor Ioánnovich ordenó que se construyera una nueva capilla en el lado Este sobre la tumba de San Basilio el Bendito, quien dio nombre a la catedral. En realidad, la catedral está situada en el extremo Suroeste de la Plaza Roja, frente a la Torre SpássKaya (Torre del Salvador) del Kremlin y la Iglesia de San Juan Bautista.

Frente a la Catedral se encuentra el monumento escultórico en bronce a Minin y Pozharski (1804-1816) obra de Iván Martos (1752-1835). El mercader Kuzma Minich Zajárev-Sujoruki, (Кузьма Минич Захарьев Сухорукий) (? – 1616) y el príncipe Dmitri Mijaílovich Pozharski (Дмитрий Михайлович Пожарский) (17 de octubre de 1578 – 30 de abril de 1642) protagonizaron la lucha contra la invasión polaco-lituana. Se han convertido en un símbolo de la nación y su aniversario se celebra el 4 de noviembre desde 2005 (Día de la Unidad Popular). Dicho monumento se ubicó en la parte central de la Plaza el 20 de febrero de 1818, aunque desde 1924 preside su posición actual.

A la derecha de la Catedral de San Basilio y del monumento a Minin y Pozharski, en la parte derecha del cuadro, podemos observar el Kremlin y su Torre SpássKaya con su reloj característico, que con sus 11 campanas y sus más de 25 toneladas, data de mediados del S. XIX. Se trata de un conjunto de edificios civiles y religiosos que incluye cuatro palacios y cuatro catedrales, agrupados en el interior de una fortaleza, con una muralla y sus veinte torres defensivas, cuatro son vías de acceso.

Durante los siglos XI-XII fue una población eslava, con una pequeña ciudadela fortificada residencia del boyardo, en la localidad de Kuchka. En el año 1156 el príncipe Yuri Dolgoruki ordenó construir en la colina Borovítskaya (del Pinar) una pequeña fortaleza de madera, sede del príncipe de Moscú. Este primer pequeño Kremlin fue reducido a cenizas y saqueado en 1238, durante la invasión de los tártaros. El nombre del Kremlin es proveniente de la palabra “Kreml” que significa ciudadela (recinto amurallado). Entre los siglos XV y XVII se construyeron la mayoría de los edificios conservados en la actualidad, aunque sufrieron una profunda remodelación a finales del S.XVII tras el alzamiento contra las tropas polaco-lituanas (4 de noviembre de 1612). Un incendio en 1710 destruyó todos los edificios de madera de la parte del noroeste del Kremlin. Posteriormente, Moscú dejó de ser la capital del reino y el Kremlin se convirtió en residencia temporal de la corte zarista (hasta 1917, tras la Gran Revolución de octubre). Napoleón ocupó el Kremlin en 1812, aunque volvió a manos rusas. A mediados del siglo XX, se restauraron las catedrales, palacios y otros monumentos arquitectónicos y en 1961 se construyó el Palacio de Congresos. Desde 1955 el Kremlin está abierto al público y, desde 1990, ha sido declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Debajo de la Torre Spásskaya se localiza el Mausoleo de Lenin (Vladimir LLich Ulianov). Construido en la época soviética tras la muerte de Lenin en 1924, expone el cuerpo embalsamado de Lenin. Su arquitecto Alekséi Shchúsev levantó una estructura de granito a imitación de la Pirámide de Zoser en Egipto y la tumba de Ciro el Grande (estilo arquitectónico Neoegipcio).

Mausoleo de Lenin en la Plaza Roja


José Magdalena Piqueras
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *