JEREZ DE LA FRONTERA (Alfred Guesdon, siglo XIX)

 

En esta litografía realizada por el arquitecto y dibujante frances Alfred Guesdon, se muestra una vista aérea de la ciudad de Jerez de la Frontera, en la provincia de Cádiz. La imagen fue realizada a mediados del siglo XIX y podemos contextualizarla en la plena industrialización de la ciudad.

El poblamiento de la comarca de Jerez es muy antiguo. Los tartesos fueron los primeros en ocupar estas tierras durante el primer milenio a. C., aunque en realidad no se tiene muy clara la fecha de la fundación de la ciudad. Se puede observar que el casco antiguo o centro histórico de la ciudad está formado por calles muy irregulares y que se encuentra rodeado por una muralla, rasgos típicamente medievales. También se puede advertir cómo poco a poco la ciudad fue creciendo y el trazado  urbano a extramuros se desarrolló de manera mucho más regular, es decir, por medio de calles y avenidas anchas y rectas, que componen el ensanche de la ciudad.

Jerez es una ciudad conocida históricamente por el vino homónimo, ya que está ubicada en una zona fértil para la agricultura y la ganadería. Su principal fuente de ingresos siempre ha sido la vid y la cría de caballos. El siglo XIX supuso para la ciudad su industrialización, y con ello, la primera línea de ferrocarril de Andalucía, que unió Jerez con el Puerto de Santa María en el año 1854. Esta línea de ferrocarril se creó con la finalidad de transportar las botas y barriles de vino desde Jerez hasta los puntos más cercanos de comercialiación, embarque y posterior exportación. La mejora de estas comunicaciones, el turismo extranjero y el desarrollo de una fructífera actividad económica trajeron grandes avances para la ciudad, que en el último tercio del siglo XIX llegó a contar con casi 60.000 habitantes, alumbrado público y agua corriente. En aquella época Jerez se situó como una de las primeras ciudades de España en cuanto a comercio exterior.

Dentro del casco antiguo de la ciudad se encontraba la iglesia de San Miguel, situada en el barrio gitano del mismo nombre. Este edificio data del siglo XV y es de estilo gótico con añadidos barrocos. De él destacan sus bellas portadas y su magnífico retablo, obra de Martínez Montañés y José de Arce. Algo más alejada del centro aparece la catedral, antigua colegiata de San Salvador, que es una construcción del siglo XVII, y está compuesta por distintos estilos: gótico, barroco y neoclásico.

Alejandro Sanz García
 

3 thoughts on “JEREZ DE LA FRONTERA (Alfred Guesdon, siglo XIX)

  1. Interesantísimo trabajo. En mi blog he tratado en varias entradas el tema de la ciudad en la pintura.
    ¡Enhorabuena!…y gracias por haber enlazado una de mis presentaciones.
    Saludos

  2. Hola, tengo que advertir que la identificación de la Catedral y la de la iglesia de San Miguel son erróneas. La que se señala como Catedral es en realidad la iglesia de Santiago y la que se indica que es San Miguel, la Catedral. San Miguel está en el centro y al fondo, detrás del recinto amurallado. Saludos.

  3. Totalmente de acuerdo con Juan Antonio; la iglesia de Santiago, extramuros, está en primer término de la imagen. La entonces iglesia mayor del Salvador, hoy Catedral, está intramuros. La calle que rodea la muralla ante Santiago es la calle Ancha, que gira luego por la calle Porvera, llamada así históricamente por estar situada «por vera» de la muralla»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *