04/06/14

NÁPOLES (1472)

Esta obra fue donada en 1473 al rey Ferrante de Aragón por Filippo Strozzi y actualmente se encuentra en el Museo di San Marino de Nápoles. Es de autor anónimo, aunque se la atribuye a Francesco Rosselli, miniaturista y cosmografo florentino, debido a su semejanza con otra vista suya de la ciudad de Florencia. Esta obra en concreto es conocida como Tavola Strozzi. Se trata de una pintura al óleo sobre lienzo y muestra la ciudad de Nápoles con el puerto en primer término.

El puerto de Nápoles era de gran importancia por ser el comercio y la navegación sus principales actividades económicas. Además era un centro militar naval de gran importancia estratégica para el control del Mediterráneo Occidental. Cómo señalaba Temístocles, “quién domina el mar, domina todas las cosas”, y así lo entendió la Corona de Aragón, que tenía un gran ejército en este enclave. En la imagen se muestra el regreso de la flota aragonesa arrastrando las galeras capturadas al adversario tras vencer en la batalla de Ischia, en 1465.

Según la mitología griega, el origen de Nápoles está en el lugar en el que el mar arrojó a la sirena Parténope, que logró escapar del hechizo de convertirse en piedra. En realidad, Nápoles fue fundada por un grupo de colonos griegos de Cumas, que construyeron una ciudad que llamaron en primera instancia “Neápolis” (Ciudad Nueva), en el siglo V a.C. A lo largo de la historia, Nápoles se enriqueció mediante la influencia de muchas otras culturas, como la romana, la angevina, la aragonesa, la hispánica y posteriormente la francesa la austriaca. Actualmente es una de las ciudades más pobladas de Italia.

En cuanto a la estructura y morfología urbanas, Nápoles está limitada por las características geográficas y por la muralla que rodeaba la ciudad. La urbe creció mediante sucesivas zonas agregadas de forma concéntrica, a partir de los primeros barrios portuarios, que constituían el núcleo de la actividad económica y social de la época representada en la pintura. La ciudad creció desde los barrios portuarios hasta las murallas, las cuales tuvieron que ser ampliadas sucesivamente para albergar a la población, a lo largo de su historia. 

Entre los elementos urbanos más importantes y emblemáticos encontramos el Castel Nouvo, que ha sufrido grandes batallas, como la primera guerra napolitana, en que atacado por tropas francesas (1494) o la segunda batalla de Nápoles (1504), en que fue asediada por tropas españolas. Este edificio, además ha visto la abdicación del papa Celestino V y el nombramiento de Bonifacio VIII. Sufrió una remodelación al añadirle el arco del triunfo de Aragón durante el reinado de Alfonso I. Otro monumento significativo es el Castel de Sant´Elmo, situado en la parte más alta de Nápoles para proteger a toda la ciudad; a lo largo de su historia ha servido como fortificación defensiva, como cárcel y como biblioteca.  Como conclusión, Nápoles es hoy una ciudad muy rica histórica, artística y culturalmente, con edificios emblemáticos e importantes en cada momento de la historia.

Fernando Rivas Rubio

06/05/13

NÁPOLES (Sebastian Munster, 1550)

La imagen elegida es una representación histórico-artística en forma de grabado de la ciudad de Nápoles en el suroeste de Italia del año 1550. Este grabado ha sido obtenido en la web Historic cities (http://historic-cities.huji.ac.il), originalmente extraída del libro Cosmographei: “Representaciones del mundo” de Sebastian Munster, que realizó una descripción de todos los países en el año 1550 y en la página CCLXX de dicho libro, describe el país de Italia y en concreto la ciudad de Nápoles. Dicho libro se encuentra en la biblioteca de Landes- Und Stadt Bibliothek Dusseldorf.

El autor, Sebastian Munster (1488-1552), fue un geógrafo de origen alemán. Estudió arte y teología y cuando entró en la orden de los franciscanos en 1505 en Heidelberg, aumentó sus conocimientos en matemáticas, geografía y cartografía. En 1529 dejó la orden de los franciscanos y se mudó a  la ciudad de Basel, donde se casó con Adam Petri que le dio la seguridad económica que necesitaba para imprimir sus obras y trabajos. 

Nápoles es una ciudad costera con puerto, en torno al cual gira la actividad económica y social de la época representada en el grabado. La estructura urbana y su morfología,  la cual podemos contemplar en el grabado, vienen condicionadas por dos factores fundamentales y vinculados entre sí: las características topográficas / geográficas, y la riqueza histórica y cultural de la ciudad de Nápoles.

Respecto a la primera característica decir que desde tiempos muy remotos a Nápoles ya le era atribuido el nombre de “Campania Felix”; que significa campaña afortunada debido a  la fertilidad de sus tierras. Esta fertilidad de debe a la riqueza que le aportan sus terrenos volcánicos y por la benignidad de un clima suave y mediterráneo. Topográficamente, Nápoles se encuentra ubicada en torno al propio Golfo de Nápoles; que le confiere la forma de anfiteatro  entre los Campos Felegreos y el volcán del Vesuvio. Así mismo alrededor de la ciudad se encuentran una serie de colinas, como la del Vómero, que la rodean y donde se ubican los edificios estratégicos. Sus grandes valores naturales, la riqueza de su territorio y su ubicación estratégica en el golfo de Nápoles, en el mar Mediterráneo;  hacen que haya sido habitada por diversas poblaciones a lo largo de la historia y esto se refleja en su estructura urbana y se puede observar en el grabado.

En este punto enlazamos con la importancia de la segunda característica que es la gran riqueza  cultural e histórica de la ciudad de Nápoles. El origen y la evolución histórica de la ciudad son fundamentales para analizar la estructura y morfología de la ciudad.  El Golfo de Nápoles fue el núcleo en torno al cual surgió Nápoles, cuyo origen se remonta a la  colonia denominada Paleopolis (la ciudad vieja) y que posteriormente se fundaría como ciudad de Cumas en el s IX a.C. y ya en el s V a.C. surgiría  la conocida como la Neapolis (la “ciudad nueva”) fundada por los colonos griegos provenientes de Eubea; nombre al cual hace referencia el grabado.

Posteriormente Nápoles pasaría a ser dominada por los romanos y tras la disgregación del Imperio Romano fue conquistada por los godos en el s V, a los que les siguieron los bizantinos. En la segunda mitad del s VIII consiguió ser independiente por un breve periodo de tiempo y  posteriormente paso a ser conquistada por la  invasión normanda en el año 1.139.  En el s. XIV Nápoles pasó por una época de dominación Angevina hasta que en el año 1442,  entró el rey aragonés,  Alfonso I.  En los años sucesivos y como resultado de las disputas entre españoles y franceses; Nápoles pasó a ser dominio español desde finales del s XV hasta principios del s XVIII; caracterizándose por ser una etapa de miseria y penurias. La imagen del grabado pertenece a la época del año 1550, cuando Nápoles pertenecía al Reino Español y el rey era Carlos I; que se caracteriza por ser una etapa difícil y de muchas necesidades económicas y sociales.

Nápoles es una de las ciudades más antiguas de Europa y como resultado de estas idas y venidas; la estructura y morfología urbana se ha visto enriquecida,  quedando reflejado este hecho en el grabado objeto de estudio y del que a continuación citaremos algunas características. En primer lugar destacamos el hecho de que la ciudad esté  integrada totalmente dentro de la muralla; que según diversas fuentes revisadas, sería de origen clásico y posteriormente ampliada en la época de Carlos I de Anjou y después sería remodelada y reconstruida en la época de la dinastía aragonesa. Las calles de la ciudad  reflejan la influencia grecorromana, se puede apreciar un trazado urbanístico hipodámico en sus calles; que se caracteriza por ser muchas de sus calles diseñadas en ángulos rectos y por ser sus barrios o manzanas de poblamiento rectangulares. 

Sus barrios se crearon en primer lugar en las proximidades de la zona marítima y el puerto, llamados barrios marítimos. Posteriormente la ciudad irá creciendo hacia el interior; dividiéndose la población conforme a las diferentes nacionalidades y profesiones. Esta característica se observa perfectamente en la imagen donde se pueden contemplar diferentes barrios o manzanas separados por calles amplias y con iglesias cercanas. Siempre estos barrios y asentamientos se ubican dentro de la muralla, que marca el crecimiento de la ciudad hasta  el periodo normando- suabo (mitad del s. XII). Con la llegada de los reyes angevinos (s. XIV) comenzó a expandirse y absorber los suburbios y los pueblos colindantes, ya que fue una época de resurgimiento en Nápoles.

Finalmente en la imagen también se contemplan multitud de construcciones y edificios importantes.  Algunas Iglesias como San Gennaro, Moenia, San Giorgio Maggiore y San G. Maggiore de los s. IV y V y otros de la época angevina: Las estructuras religiosas como la nueva catedral, las iglesias de San Lorenzo Maggiore, San D. Maggiore y San Chiara y edificios como el Castel Nuovo, el Castel Capuano y el Palacio del Príncipe de Tarento. Algunos de estos elementos arquitectónicos reflejan como la ciudad está protegida tanto en las colinas como en el mar por los castillos:

El Castillo del Huevo/ dell’Ovo. Surge en un islote, residuo de una antigua caldera volcánica. Es de época normanda y fue reconstruido a finales del s. XVII. En la imagen se ve como se encuentra defendiendo el puerto de Nápoles.

Castillo de San Elmo. Es el castillo más panorámico de Nápoles. Castillo angevino que se asienta sobre la colina del Vómero y protege la Cartuja de San Martín (segunda mitad del s.XIV) que se ubica justo debajo y protege a la ciudad de Nápoles, que queda a sus pies.

Castillo Nuevo/Castillo Angevino. Castillo en el que se apoyan las murallas clásicas. Se construyó en la segunda mitad del s. XIII por deseo de Carlos I de Anjou. Es una demostración de poder y función de defensa al encontrarse en el Golfo de Nápoles.

 Beatriz de la Puebla Gutiérrez

26/04/13

NAPLES (Caspar Van Wittel, 1700-1710)


The painting which is got to be analyzed belongs to the city of Naples. It was made by Gaspar Van Wittle between 1700 and 1710. Van Wittle (1653-1736) was a Dutch painter who was born in the Nederlands but his family settled in Rome and he lived in this city almost all his life. There was a period of his life in which he travelled all around Italy, and it was in this period when he painted the picture that we are analyzing. The image represents the port of Naples and owns to a private collection but it has been recently exposed in an exhibition named Painted Architectures in the Thyssen Museum in Madrid.

The city of Naples is the reference of the region of Campania where the landscape is mixed of history and culture. Naples was founded by the Greeks in the VII century BC and became one of the most important cities of the Magna Greece. It was very important because of its historical progress and the city reaches its peak in 1442 under the Aragon’s domination. It is important to say that Naples is the fourth most important Italian city due to its economic strength that is focused on tourism,  trade and agriculture. Despite this, in the era when the picture was done, the economy was based on shipbuilding. Nowadays other sectors with a high importance are manufacturing and food industry too. The city is lying between two notable volcanic regions, the Mount Vesuvius and the Campy Flegrei, so it might be really dangerous if one of them erupts. In spite of this this fact the city was placed in this area due to the soil fertility induced by the volcanos.

This picture shows the city of Naples from the perspective of the port so the core topic of the representation is the activity which takes place there. If you look at the center of the picture you can see how a long and narrow street enters into the city between a number of buildings. Other elements that we can see at first glance are some monuments that were constructed in the medieval era and still stand today. Concerning the structure of the city, it is divided into two differentiated areas. On the one hand we have the Old Town. The spatial distribution of the houses and the streets in this area is irregular, probably because the buildings were placed spontaneously as the inhabitants settled there. On the other hand we have the newest area of the city which has a more regular layout due to a better urban planning.

The first building we can see just behind the port is the Castel Nuovo that was finally named as Maschio Angiano. Other significant buildings are the Castel dell’Ovo which is the symbol of the city, the Royal Palace Reale, the Castel Sant´Elmo and the Archeological Museum where there are Greco-Roman testimonies and objects from the excavations of Herculaneum and Pompeii. If we walk along the first street situated in front of the Castel Nuovo, that is named via Toledo, we arrive to the historical center of the city. This part of city has a Greco-Roman urban layout divided in three long streets named decumani that are cut at right angles with other streets named cardini. In the main crossing it is situated the Piazza del Mercato that can be considered as a Central Business District because in there all the activities of the city take place both in the past and nowadays.

It is important to note that in the city underground there are many caverns and galleries that were excavated by the Greeks to extract building materials. Now these galleries can be visited in excursions organized by the Archeological Museum. One important factor in the city is the role of religion so a lot of churches were built from the Medieval Era such as Santa Maria and the basilica of San Francisco de Paula which was created by the Bourbon king Ferdinand I. This king also ordered to build the Palazzo della Prefettura which was the place to lodge the foreigners who visited the Bourbon court.

Ana Isabel Morilla Leiva

Fernando García Moreno

 

 

09/04/13

NAPLES (Domenico Gargiulo, 1654)

This work of art belongs to a collection of the Foundation “Casa Ducal de Medinaceli”, in Seville. It represents the Market Square or Piazza del Carmine of Naples, around 1654. The painter is Domenico Gargiulo, as his signature in the bottom right border points out: “DG”. Recently it has been exposed to the public in the Thyssen Museum in Madrid, as part of the exhibition entitled “Painted Architectures”. It is a painting of urban perspective, which is characteristic of Italian baroque painting. This type of painting centered its attention on urban life and social activities during the XVII and XVIII centuries.

This image portrays with a great amount of details and chromatic variety, not only the appearance that this central Neapolitan square had, but also the bustling activity that took place there on market days. The space is full of market stalls, merchants, buyers, characters with all sorts of professions, animals, carriages and an endless number of objects that turns it into the centre of everyday life of that age. In the image, we can appreciate part of the urban layout of the city. The shape of the square is rectangular, closed in by well-aligned buildings. The streets leading up to the square are wide and straight, inherited from the regular Greco-Roman plan and urban alterations produced in Naples during the Renaissance and Baroque.

The street that we see in perspective stands out in the background, next to the Santa María del Carmine Church. In addition, the composition is spectacular because of the presence of the volcano Mount Vesuvius on the horizon. Regarding the buildings, the majority had a public space on the ground floor, designated for the tavern or shop, while the residence was situated on the upper floors. In the right margin, we can appreciate the large number of market stalls and counters that stand out. On the other hand, on the upper terraces we can distinguish the clothes hanging out to dry in the sun, making reference to the private activities.   

It is curious to note that this Square was the setting for countless historic significant events for the city of Naples, such as the beheading of King Corradino of Suevia in 1268, or the violent repression that followed the mutiny of Madaniello against the Spaniards in 1648. Regarding the monuments in the scene, the Church of Carmine stands out in the background, the funeral chapel of King Corradino in the left corner, and the central fountain, commissioned by the Count Ognate, Viceroy of Naples, in the year 1653.

Josué Llull Peñalba

Ana Elena Reina

 

30/04/12

NÁPOLES (Domenico Gargiulo, 1654)

Esta obra, que pertenece a la colección de la Fundación Casa Ducal de Medinaceli, en Sevilla, representa la Plaza del Mercado o Piazza del Carmine de Nápoles, hacia 1654. Durante años se atribuyó erroneamente a Angelo María Costa pero su autor es Domenico Gargiulo, como indica su firma en el borde inferior derecho: “DG”. Recientemente ha sido exhibido al público en el Museo Thyssen de Madrid, en el marco de la interesante exposición titulada “Arquitecturas pintadas”. 

Se trata de un cuadro de perspectivas urbanas muy característico de la pintura barroca italiana, que puso de relieve el enorme protagonismo de la vida urbana y de las actividades sociales durante los siglos XVII y XVIII. En el cuadro se muestra con gran detallismo y variedad cromática no sólo el aspecto que tenía esta céntrica plaza napolitana sino también la bulliciosa actividad humana que se desarrollaba allí los días de mercado. El espacio está plagado de tenderetes, vendedores, compradores, personajes realizando oficios de todo tipo, animales, carruajes y un sin fin de objetos que le convierten en el centro de la vida popular de aquella época.

Urbanísticamente, el perfil de la plaza es rectangular, cerrado por construcciones bien alineadas en el margen derecho y más abierto a la izquierda. Las calles que llegan a la plaza son anchas y rectas, herederas del planeamiento regular grecorromano y las reformas urbanísticas producidas en Nápoles durante el Renacimiento y el Barroco. Destaca la calle que vemos en perspectiva, al fondo, junto a la iglesia de Santa María del Carmine. La composición, además, resulta espectacular por la presencia del volcán Vesubio en el horizonte.

En cuanto a las edificaciones, la mayoría disponían de un espacio público en la planta baja, dedicado a tienda o taberna, mientras que la residencia se situaba en las plantas superiores. En la margen derecha se puede apreciar la larga serie de cobertizos y mostradores que sobresalen de los edificios. En las terrazas superiores, por contra, se distingue la ropa tendida al sol, haciendo referencia al ámbito privado o doméstico.

Esta plaza, fue además, el escenario de numerosos acontecimientos históricos especialmente significativos para la ciudad, como la decapitación del rey Corradino de Suevia en 1268, o la violenta represión que siguió a la sublevación de Masaniello contra los españoles en 1648. En el aspecto monumental, destaca la mencionada iglesia del Carmine al fondo, la capilla funeraria del rey Corradino en el ángulo izquierdo, y la fuente central, mandada construir por el conde de Ognate, virrey de Nápoles, en el año 1653.

Josué Llull Peñalba