15/05/16

CARMONA (Vector de Morphart, 1890)

1GEO-blog-calvo-yepes

Morphart, autor de este grabado del año 1890, representó la aldea de Carmona desde el camino que sube por el alcázar. La imagen muestra el estado en que se conservaban algunas de las edificaciones en torno al año 1890, así como varias viviendas y el paisaje circundante característico del área rural. Carmona es un municipio de la ciudad de Sevilla, exactamente se encuentra a 30 km de ésta, en el margen izquierdo el río Guadalquivir. Domina la Vega de los Cordobeses debido a que está situada en una cota que contiene gran importancia sobre los Alcores.

En la imagen se muestra con gran claridad el centro urbano de Carmona, emplazado sobre una meseta con contorno irregular, donde se encuentran, por un lado, las iglesias y por otro, un conjunto de casas separadas por el camino principal. Respecto a esto, se aprecia una falta de unidad entre las calles, de trazado irregular y disperso, con distintos tamaños y formas en los grupos de construcciones, aunque con un predominio de parcelas o casas rectangulares. Cada uno de estos elementos urbanos se encuentra en una altura determinada de la aldea; esta distribución espacial está marcada tanto por condiciones económicas como sociales. El único camino que aparece en la imagen es estrecho y va respetando los elementos de la naturaleza, no es un camino recto sino que tiene algunas irregularidades desde el comienzo de la imagen hasta su fin, el cual es el propio centro de Carmona.

Entre los elementos urbanos más importantes destaca principalmente la iglesia principal y su aldea, que a partir de la construcción del Alcazar deja realmente de considerarse como aldea y comienza a ser un municipio de mayor relevancia. La iglesia que aparece al fondo de la imagen está dedicada a San Pedro y posee una torre conocida como Giraldilla. A pesar de que no están ubicadas en una de las zonas más altas del lugar, son reconocidas por su elevada altura y su estilo barroco, de ahí su importancia. En la parte derecha de la imagen se puede apreciar la presencia de población transitando por el camino que les comunicaba con el exterior y a la vez el centro de la ciudad. Sobre este camino, a la derecha, vemos parte del Alcázar Puerta de Sevilla, el cual ha tenido varios usos, ya que en algunos momentos sirvió como fortaleza y en otros momentos como palacio. En este edificio se encuentra una puerta que se considera de gran prestigio por servir como puerta de entrada a la ciudad romana y como forma de comunicación con la Puerta de Córdoba. Debido que en el alto de Carmona se construyó un castillo, cuya función primordial era para la defensa, el emplazamiento del municipio es típicamente árabe.

La población mayoritaria está formada por jornaleros, que en el siglo XIX se encontraban en unas condiciones muy precarias debido a la pérdida de terrenos y a su situación de arrendatarios no propietarios. A partir de finales de aquel período, en Carmona se comienzan a crear las primeras industrias relacionadas con la transformación de materias primas para la fabricación de jabones, harina, textiles, etc.

Como información adicional, tras comparar esta imagen de Carm0na en el año 1890 con otras del mismo lugar y mismo año, se puede apreciar que las diferencias no son muy notables, ya que todas ellas se centran en la representación de las edificaciones más representativas del momento. En cambio, si la comparación se hace con imágenes actuales, nos encontramos con un municipio mucho más edificado, aunque con un trazado que sigue siendo irregular, con calles estrechas y empinadas. En el caso de las imágenes de la década de 1890 no es posible dar toda esta información debido a que únicamente se han visualizado grabados centrados en determinados lugares de la aldea y no se puede apreciar ésta en su totalidad.

Nerea Calvo Yepes