BRUJAS (Jan Baptist van Meunincxhove, 1691-1700)

Captura definitiva

Nos encontramos ante un óleo sobre lienzo realizado por el artista flamenco Jan Baptist van Meunincxhove. No se sabe con exactitud el año del que data tal obra artística, su realización se establece a finales del siglo XVII, entre los años 1691 y 1700 (probablemente en 1696). Las dimensiones originales son de 123,5 x 86,5 cm y actualmente se encuentra expuesta en el Groeningemuseum sitiado en Brujas; misma ciudad que el artista nos desvela en sus pinceladas.

La zona representada, en concreto, en el lienzo es la plaza del mercado de Brujas o Groet Markt; denominada así al considerarse desde la Edad Media un importante mercado de lana y telas. Hoy en día, multitud de ciudadanos y turistas acuden los miércoles a un mercado local que allí se instaura y donde se pueden encontrar productos artesanales como chocolate, embutido o quesos. Además de su función mercantil, también cumplía una función administrativa ya que en esta época los ciudadanos eran convocados allí mediante campanadas para ser testigos de la promulgación de las leyes. Actualmente se considera el centro neurálgico de la ciudad y fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2000.

Al mirar a nuestro lienzo contemplamos varios edificios que destacan tanto en la zona central como en los laterales. En el centro de la obra se alza uno de los edificios civiles más emblemáticos de la ciudad; es el campanario o Belfort (en neerlandés). Se construyó por primera vez en el 1240 con aguja de madera; desafortunadamente un incendio en 1280 provocó su destrucción. Hoy en día presenta una estructura cuadrada, una altura de 83 metros y está ligeramente inclinado hacia la izquierda (1,19 m) desde hace más de cuatro siglos. Tiene un carrillón con 47 campanas y se puede acceder a lo más alto subiendo 366 escalones. En la parte baja de la torre se albergaba el mercado de la lana y sus almacenes correspondientes, comúnmente conocido como el mercado cubierto Le Halle. Aquí tenían lugar majestuosas transacciones comerciales centradas sobre todo en los estupendos “paños” y lanas de Flandes, particularmente de Brujas. Además era utilizada por los magistrados de la ciudad con carácter administrativo y allí se guardaban los archivos de la ciudad, muchos de los cuales desaparecieron después de tan reiterados incendios.

Por otra parte, en el centro de la plaza mayor observamos un grupo de ciudadanos y comerciantes reunidos apoyados sobre una especie de retablo. Actualmente en ese punto central de la plaza se sitúa una estatua en recuerdo de Jan Breydel y Pieter De Koninck, héroes locales que protagonizaron la “Batalla de las espuelas de oro” en 1302; enfrentamiento entre el duque de Flandes y varios campesinos contra los ejércitos franceses que querían dominar la zona.

En el lado derecho del cuadro se sitúan un conjunto de edificios que datan del siglo XV destinados en la actualidad al sector de la hostelería. Y en el lado opuesto, a la izquierda del lienzo, destaca un edifico llamado Waterhalle que se mantuvo en pie durante casi 500 años, desde 1294 a 1787 y cumplía las funciones de almacén; ubicado entre las calles Philipstockstraat y Breidelstraat. Despareció en el siglo XVIII, para dar paso al actual Palacio Provincial (Provinciaal Hof). Fue construido en dos fases (1887-1892 y 1914-1921) y presenta un estilo neogótico, inspirado en otros importantes edificios como la Casa Consistorial del Brujas o la casa señorial de Gruuthuse. A su lado izquierdo, se construyó un edificio que en un principio iba a ir destinado a ser la residencia del gobernador.

Si nos fijamos en el fondo del lienzo, en la zona derecha sobresale la cúspide de una iglesia; se trata de la Iglesia de Nuestra Señora o Vrouwekerk. De estilo gótico, fue alzada entre los siglos XIII y XV, y se caracteriza por sus dos torres escaleras. Está conformada por cinco naves y son sus 122,3m de altura los que hacen que sea la segunda torre de ladrillos más alta del mundo. Se considera una de las iglesias más importantes de Europa ya que alberga la famosa escultura de mármol conocida como la Madonna de Brujas o “La Virgen y el Niño”, realizada por Miguel Ángel en el año 1504 y adquirida posteriormente por un comerciante que la donó a la Iglesia en 1506. En el lado izquierdo contemplamos la calle Wollestraat, en la antigüedad con multitud de depósitos de lana, que conectaba y conecta la plaza del mercado con el canal Dijver y el muelle del Rosario (Rozenhoedkaai) de gran actividad turística. En la actualidad dicha calle es considerada una de las más comerciales de la ciudad. Por su parte, el río Zwyn atraviesa la ciudad desde el año 1134, cuando la gran marea produjo una brecha que unió la ciudad con el mar. Comenzó entonces una época de prosperidad económica para los comerciantes de la zona que se aseguraban el monopolio de lana inglesa, pero debido al exceso de sedimentos en su fondo se hizo innavegable a mediados del s.XVI. Esto produjo una decadencia abismal; disminuyeron las importaciones y la competencia con Amberes creció. La revolución industrial supuso, entonces, el fin del trabajo artesano.

Atendiendo a la estructura de la ciudad, a pesar de que en la imagen solo podamos apreciar la plaza del mercado (ubicada en el centro histórico), debemos tener en cuenta las antiguas murallas que rodeaban la ciudad de Brujas, así como las puertas medievales y los molinos. Las Bugse Vesten (murallas de Brujas) y sus puertas medievales forman un conjunto arquitectónico destacado dentro del patrimonio histórico de la ciudad. Una de las puertas es la Puerta de Gante (Gentpoort), que simboliza la frontera con el exterior. Otra de ellas es la Puerta de Santa Cruz (Kruispoort), de gran antigüedad (construida entre finales del s.XIII y principios del s.XIV) hecho que le ha permitido ver la entrada de personajes históricos como Napoleón o Carlos V. La tercera es la Puerta de los Herreros (Smedenpoort) construida en 1367 sobre las ruinas de la puerta original (s.XIII). En su puerta izquierda de entrada destaca una calavera de bronce en recuerdo de la ejecución de François Vander Straeten, traidor que permitió la entrada de las tropas enemigas francesas en el s.XVII. La última es la Puerta del Asno (Ezelpoort), construida en 1297, al mismo tiempo que las murallas. Fue reconstruida varias veces y rehabilitada por completo a principios del s.XX. Además en los límites de las murallas aparecerán también diferentes molinos; cuatro de ellos se conservan hoy en día en el conocido Kruisvest. El molino Sint-Janshuis construido en el s.XVII es el único que se mantiene en su lugar de origen y junto con el molino Koelewei, aún muelen grano.

Por último, si analizásemos una imagen de la ciudad de Brujas desde el aire, podríamos apreciar que su plano urbano es radiocéntrico. Este tipo de plano es muy característico de las ciudades medievales, donde la estructura de las calles se desarrollaba en torno a un centro importante; en este caso la plaza del mercado, representada en nuestra imagen, o la plaza del ayuntamiento. Además este tipo de plano se caracteriza por la presencia de una muralla que rodeaba antiguamente toda la ciudad y que comunicaba los límites con el centro a través de sus calles principales.

María Criado Andrés

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>